Articulos/ Fundación para Promoción de la Unión Cristiana de Panamá

Mafias y Bandas Juveniles

fupucpaLa palabra “Vándalo” es sinónimo de vandalismo, del acto de saquear y destruir.

Existen diferentes tipos de bandas, a diferencia de grupos los cuales se componen de siete en adelante, en cambio una banda puede componerse de veinte en adelante. Estos; suponen cubrir la falta de amor, sustento y protección de sus miembros. Pero las Mafias son de los más altos estratos, controlan y tienen mayor parte de los pasteles de todo tipo de negociado en el mundo.                        

Definitivamente que son los padres quienes tienen la responsabilidad de la crianza de sus hijos, sea que lo hagan bien o mal. Ciertamente, ésta; se inicia desde la concepción del bebe. Cuando esto se ignora, lógicamente es como jugar a la ruleta Rusa. Una relación de pareja debe buscar un equilibrio, deben identificarse plenamente uno hacia el otro para conocer sus identidades. Los dos no pueden ser irresponsables, ni los dos pueden ser malgeniados, ni los dos pueden ser desleales, ni los dos pueden ser demasiado pasionista. Conociendo faltas o cualidades, se tendrán que poner de acuerdo y uno debe estar dispuesto a tolerar al otro. Uno se dará más que el otro porque no hay medida exacta ni garantía de reciprocidad. Cuando se hacen votos de promesa, es la primera forma de insinceridad, y los juramentos, camino del fracaso.

Los  hijos que son fruto de la pasión desmedida o desordenada, sufren desde su gestación. Si durante su desarrollo la madre envía señales de negación a través de los pensamientos desagradables o negativos y sus reacciones nerviosas no son saludables, afectará al bebé. Los hijos son receptores de nuestros males o benevolencias. 

Cuando la mujer concibe, se le da la potestad de cuidar de ese bebé huésped, de manera que se desarrolle sano y plenamente.  Su parte espiritual y psicológica así como la buena nutrición y cuidado físico. Ahora bien: digamos que haya fallas, la pareja debe procurar las debidas correcciones de forma inmediata. Cuando éste bebé viene a la luz, no es que tenga memoria de todo lo que le fue transmitido, sino que a menudo que éste se va desarrollando y creciendo, va obteniendo mayor uso de razón, entonces: va manifestando lo que entro a su memoria, así va definiendo la formación de su carácter.  El corazón y el sistema nervioso del niño reciben la buena o la mala influencia emanada de su cerebro, voluntaria e involuntariamente.

Durante los primeros 10 años de desarrollo es crucial la atención al niño(a) porque es la etapa en donde debe tener su identidad clara y establecida y definir situaciones. Cuando los hijos cumplen la mayoría de edad, los padres solo desean adjudicarse la parte positiva de sus hijos,  y los hijos culpan a sus padres por su naturaleza negativa. En muchos casos; los hijos son víctimas de sus propios padres. Los hijos pueden desear y ser mejor que sus padres, pero toca a los padres ser modestos en reconocer sus faltas de manera humilde ante los hijos, porque los hijos deben ser como sus mejores amigos.

Cuando a tiempo se atiende al niño, lo hacemos menos vulnerable ante la mala influencia.  Esto requiere de buen concejo y buen ejemplo sobre el ambiente del cual esté rodeado.  Los padres deben entender que la buena relación debe ser muy profunda y personal, la madre por un lado sin influenciar sobre un carácter masculino y el padre sin influenciar sobre el carácter femenino, o sea que cada cual debe saber como dar información verás a los hijos, de modo que sepan salir de cualquier atolladero de manera positiva. Todo niño desea tener buena compañía. La mejor compañía es la de los padres. Es sabido los niños desean experimentar nuevas relaciones, ellos deben estar preparados para “evaluar” actitudes convenientes e inconvenientes, al igual; deben saber que no se trata de juzgar a nadie. Estas relaciones pueden surgir buenas cuando el niño u adolescente sabe abordar a aquel que no tenga mejor formación, dándose como buen amigo, compartiendo, protegiéndolo de cualquiera injusticia. Los niños inocentes e incrédulos, son más vulnerables y están llenos de complejos. Son capaces de decir más mentiras y de engañar con tal que se le crea.

La información de cualquier medio, los absorbe con facilidad, creándoles complejos y la necesidad de cosas que no tienen.  Aquí se inicia su fácil afiliación a un grupo más que a una banda, o un grupo social dependiendo de sus objetivos. Cuando se cruza el límite de intenciones delincuenciales de protección, de tenencia y de poder, esto es más serio, ya que se trata de niños y jóvenes que son incapaces de salir adelante individualmente.  En las barriadas; generalmente todos se conocen, y a los extraños los rechazan, de otro modo; debe afiliarse para ser parte de los protegidos o de los activos de dicha banda.  De no ser así se le acosa hasta lograr su cometido. Hoy día es necesario conocer el lugar en donde se ha de vivir, a través de información de vecinos de confianza, personas con cierto equilibrio y criterio, de otro modo no instalarse. La vida se hace más difícil donde no existe un buen ambiente de paz y respeto.

Es necesario ser discreto y amable. Pero veamos que pasa cuando hay una influencia foránea: Esta casi siempre viene de parte de un mensajero, sea un menor o una menor, los cuales  son guiados e influenciados por un adulto como jefe. Cuando son jefes menores, siempre encuentran refugio en un pariente o amigo de confianza mayor. Los jóvenes siempre escogen un arma de fuego porque se sienten más seguros contra cualquier adversario. La mayoría de éstos jóvenes son renegados en sus propios hogares, empujados a buscar su propia alimentación y sostén. Esto los lleva a dejar de estudiar para poder trabajar y ganar migajas, sea que limpien zapatos, laven autos, vendan periódicos o vendan golosinas. Esta situación los deprime, y en muchos casos son asaltados si éstos no están identificados con los grupos del barrio. Cuando el menor adolescente no puede trabajar, se siente obligado a ser parte de una banda organizada para así salir adelante, pero; con  riesgos hasta de muerte. El joven no teniendo alternativa sabe esto, y lo acepta como un reto, a su vez con posibilidad de obtener tanto dinero como si fuera un profesional. Esto se hace interesante para los jóvenes, y más que verlo como algo maligno, ven que a nadie le importa.

Culpan a la sociedad por la falta de alternativas. Al joven se le hace creer que él es la víctima, por ello usan el termino de “DAME LO MÍO” o dicen: “Voy por lo mío”.  Ellos cuidan su área de intrusos, así como de aquellos que pueden traerles problemas. En las altas esferas, se hace igual, solo que la corrupción de los políticos y la contaminación gubernamental evita tener mayor control sobre cualquier tipo de delincuencia civil. La corrupción siempre será la forma de obtención de algún bien, no obstante, en la sociedad existen personas incorruptibles, estos también, sufren presiones de la misma sociedad, pero tienen claras convicciones de su manera de proceder. Las mafias y las bandas tienen ideales, no entendiendo que entre más bravos o valientes sean, más difícil se le hará la vida y también más corta. La mayoría de estos jóvenes dudan que sus vidas tengan otras soluciones, a muchos les da vergüenza que sus compañeros lo traten de débiles, no percatándose que cuando Dios desea rescatar a los suyos, lo logra. ¿Quien puede contra su voluntad? Nadie. Entonces, mientras que en esta tierra haya personas con amor hacia estos jóvenes, muchos serán rescatados y salvos de las garras del engaño de Satán.

No se necesita de una banda para sobrevivir los ataques del sistema.

Las mafias necesitan de quien les haga los mandados, los trabajos de abajo y eso son las bandas, sin las bandas no puede existir mafia. Aunque seas un temeroso padre solitario, una madre soltera, un pariente, o un(a) joven, Jesús es vuestro mejor amigo, y compañero. El os enseñará lo espiritual, él es el camino, la verdad y la vida. Jesucristo tiene propuestas para cualquier adolescente truncado, refugiado falsamente en una banda, buscando ser feliz, tratando de satisfacer sus deseos. Puede escapar hoy de todo ello, porque hay una nueva forma de vida… De ser feliz realmente.  La unión está en Jesucristo.