Articulos/ Fundación para Promoción de la Unión Cristiana de Panamá

La obediencia que salva

fupucpaBien dice la sagrada escritura: Sométase cada uno a los gobernantes, y a sus superiores. La carta de Pablo, dirigida a Tito, nos revela puntos vitales al respecto, sobre todo; se asemeja más a lo que deseamos abordar.

Pareciese que avanzasen los años, lo cierto es que estamos viviendo un calendario de cuenta regresiva. Esta cuenta regresiva, data desde la muerte y la resurrección de Jesucristo, el cordero de Dios…El hijo de Dios. Existen dos situaciones;  Que Jesucristo fue enviado la primera vez para mostrar al mundo perdido, el verdadero camino, la verdad y la vida, además; dar su vida en remisión de los pecados.

Su segunda venida; será para recoger a los que le pertenecen, sea que estén vivos o  ya descansen. En esta ocasión, no vendrá con humildad como la primera vez, sino con autoridad, (En la primera tuvo poder, pero no quiso ejercer autoridad) para luego poner en cintura a sus enemigos una vez por todas. Durante esta cuenta regresiva, este planeta llegará a su fin, (Desaparecerá) para dar lugar a un nuevo mundo y para que los salvos en Cristo convivan y reinen con él.

 

Las sagradas escrituras dicen además; que en los últimos tiempos muchos “Cristianos”  serán engañados (Apostatarán de la fe) de la verdad de Jesucristo, para seguir doctrinas de hombres Religiones e Idolatrías). Conforme a diversas opiniones; muchos aseguran que no lo harán, y es que no será tan directo como creen, más bien será en base de la verdad misma del evangelio, pero; tergiversándola por la mentira (Estos son anatemas aplicando su estilo subliminal). Observará usted; que la mayoría de los grupos religiosos tienen su manual doctrinal o sus dogmas por la cual se rigen. Sin lugar a dudas; cometen un gravísimo error, (Aún cuando justifiquen que sea ésta un recurso necesario).

Lo cierto es que; cada grupo (Denominación) acondiciona el ingreso de sus miembros,  sus obligaciones y su desarrollo, ejerciendo sobre ellos un dominio casi absoluto. Muchos vienen a ser como grupos sociales, que hacen ritos antiguos, empleando los mismos principios judaicos, mas no conforme al nuevo pacto que nos dejo Jesucristo. Por ejemplo: El uso de altares con ceremonias sacerdotales, Vestimentas y túnicas especiales. Se adjudican títulos reverentes. Aplican el diezmo, (No habiendo ya que sostener ni a levitas ni sacerdotes, ni holocaustos o expiaciones por los pecados). No hay libertad para compartir o ayudar a denominaciones no asociadas a ellos.

El hablar en aparentes lenguas, para justificar la presencia del espíritu santo. Guardar el sábado como confirmación de fe genuina, etc. Muchos se congregan, como Pablo sugirió, ciertamente. Jesús advirtió de la persecución que había de venir sobre sus seguidores, el deja claro a quienes serían su nuevos discípulos que; “Todo aquel que hace la voluntad de mi Padre”. Ese es mi hermano” mi padre, mi madre. Es entendido que de ese fundamento se desarrollaría una unión que nada tiene que ver con la primera familia carnal nuestra. Significa que la iglesia ha de ser, una familia que viva sus días conforme a Jesucristo. (Ver. Lucas 19: 26-27).

Aun cuando usted y yo, no conozcamos a Pablo, Pedro, Juan, Jacobo, entre tantos otros, estamos unidos con ellos por convicción y fe en Jesucristo.  (Ver:1ª. De Pedro 2: 9-10) Nuestro crecimiento y conocimiento hoy, solo se da por obra y poder del espíritu santo. No es por inteligencia, ni retentiva mental, ni de lo que sabe uno de más. Ni siquiera nos ha de preocupar las pruebas. (Ver: Lucas 12: 11-12 el cual dice: Cuando os trajeren a las sinagogas y ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis por como o que habéis de responder, o que habéis de decir; porque el espíritu santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir.) 

Llegará el tiempo en que ninguno tendrá que enseñar al hermano, porque el espíritu santo mismo le enseñará todas las cosas. (Ver 1ª. De S. Juan 2: 26-27) Esto no indica que no nos necesitemos los unos a los otros, al contrario; nos debemos considerar más humilde que el menor, servir al más chico y al más necesitado, compartiéndole con amor. (Ver Mateo 20: 25-28).

A través de toda la Biblia, observamos las alternativas que Jehová le ha ido ofreciendo al ser humano, sobre todo a su pueblo, para que vivan conforme a todo lo bueno que él tiene para con ellos. Desde el Génesis, salvando a Noé y su familia del diluvio. La promesa dada a Abraham. Con moisés, la salida de Egipto y la cruzada al otro lado del Jordán y el mar rojo. Los mandamientos y los preceptos sacerdotales para alabar y dar sacrificios a Jehová.  Luego se le nombran jueces, y Reyes sucesivamente, haciendo de David el más destacado. Dios les dio profetas a lo largo de sus vidas, (Juan y Pablo los últimos). El descontento de Dios, fue aumentando, hasta que llega Jesucristo. Veamos una declaración de uno de sus profetas. (Ver Jeremías 29: 8 y 9) Ahora obsérvese en Apocalipsis lo que Dice El señor a las siete iglesias 95 D.C. (Ver Apocalipsis 2 y 3 Hasta el versículo 22). Nótese que a todas estas  iglesias se les dice: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” También dice: “Al que venciere, y guardare…” Es decir; a pesar que el mensaje va dirigido a los líderes, Jesucristo habla unilateralmente a cada individuo, el cual puede asegurar su parte con Dios, sea que falle un liderazgo (Porque la desobediencia es responsabilidad de cada líder, así como la falta de ejemplo propio). El espíritu santo nos faculta para tomar determinaciones, para no ser engañados o tener duda, porque la duda es sinónimo de  incredulidad, la cual impide heredar el reino de los cielos.

Muchos se sienten enaltecidos cuando se les reconoce como “Pastor”. “El Pastor” es sinónimo de cuidador, de un celador, un conserje, una persona a quien se le encomienda el cuido de algún bien. “No es un patrón o jefe”. Los diáconos, vendrían a ser “Por ejemplo”: El que ayuda a bañar. o a dar de comer a las ovejas. La cual vendría a ser en nuestro tiempo moderno “Un Mesero u auxiliar”. ¿Se da cuenta? Es el puesto menor (Esto fue un ejemplo de Jesús). Son los ancianos o gente de gran experiencia, quienes enfrentan los problemas y la consejería dentro de una familia cristiana, como lo sería hoy un capataz, un maestro de llaves, un capitán de hotelería, o gerente empresarial. Recuérdese, cuando el Señor Jesús solicitó a pedro que apacentara (Cuidar) “Sus Ovejas” no quiso decirle que se las dejaba como propias, sino como un compromiso de amor hasta que el volviese. Se trata de un compromiso mutuo; De cuidarnos los unos a otros, eso es lo que Jesús le estaba dando a entender. “Amaos los unos a los otros como os he amado, en esto el mundo sabrá que son mis discípulos. Si bien en las primeras iglesias de Cristo, era vital que se congregasen, era con el fin de aprender lo que no se entendía en el antiguo testamento.

Nadie tenía a modo personal, el rollo de las leyes, pues; solo los sacerdotes tenían acceso a éstos, los cuales eran custodiados en cada sinagoga.  Además, el nuevo pacto aún no existía, solo por palabra de quien lo recibió y a quien fue dado (Los 12 apóstoles). No lo tuvieron como hoy lo tenemos, en los últimos rincones del mundo y en casi todas las lenguas. Entonces; tenían que oír para recibir. Hoy se lee para recibir, se comprueba, escudriñando la verdad y asegurar la vida eterna. En la familia cristiana no se requiere de autoridad (Solo sobre lo malo) se ejerce el amor. El cristiano no debe reclamar ni jactarse de tener autoridad, más bien debe practicar la misericordia y el amor. Jesús mismo dijo que no es como en el mundo en donde el hombre se enseñorea de su omnipotencia y rige los asuntos conforme a ello, no es así entre vosotros los cristianos. Cada uno debe reconocer su deber ante Jesucristo y el Padre Jehová en amor, así evitamos discusiones de quién ha de ser mayor.

Cristo es el que reconocerá lo que somos y merecemos, él es quien dará el galardón. Jesús mismo en amor y obediencia, entregará todo el poder que el Padre le otorgo, para que sea Jehová Dios uno en todos, sobre todos. Amén.