Articulos/ Fundación para Promoción de la Unión Cristiana de Panamá

El Dominar

fupucpaEnemigo supremo del hombre…y vive dentro de él.      
  
Se ha encontrado alguna vez, cara a cara, con una persona que al  presentársele; lo repare de pies a cabeza y fijando sus ojos hacía los suyos, le pregunte en tono áspero ¿Y tu… quien eres?  Tal vez tenga usted un amigo o compañero; que al conversar, se va enervando rápidamente cuando dicho diálogo no está a su favor. O un jefe que acostumbra decir por ejemplo: ¡No es cómo tú lo haces mejor, sino como  yo lo quiero! También existe dentro de la familia; la lucha del dominio entre uno u otro. Pues bien: No hay por qué turbarse por éstas actitudes, muy por el contrario; las personas que incurren en este tipo de acto, requieren de compasión y ayuda, aunque se crea lo contrario. Verá: Estas actitudes emanan de individuos temerosos e inseguros.

Siempre desean la iniciativa y carecen de escucha. Viven mintiendo y siempre simulan saberlo casi todo. Son soberbios y de doble ánimo. No tienen paz, aunque aparentan tenerla. Sufren de ansiedad y bajo continua tensión.  No reconocen en sí, falta o error, por lo tanto; no hay por qué esperar una disculpa de parte de estos, ello es señal del síndrome de poder, (Están enfermos espiritualmente y Psicológicamente)  El hombre en sí, no posee ningún poder real. 

Puede ser que el individuo en un puesto de jerarquía o con cierta cantidad de dinero propiamente, sienta una sensación de poderío, de manera que se inclina a cometer injusticias y presume de adversarios. No es más que una demostración de incompetencia e inmadurez. ¿Que ese tipo de poder, es un privilegio? No hay quien pueda ejercer ningún poder sobre esta tierra, si no le es permitido por Jehová, Dios, y ésta; puede ser para condenación, pero todo ello es parte de la infinita voluntad de Dios.

“El dice que reserva al malo para los días malos,”  también lo usa, para sus sagrados propósitos de salvación, de modo que no vamos a juzgar a personas, no obstante; debemos alertar a aquellos que se desarrollan en las sendas de salvación o cristianismo; que practican aspectos equivocados al ejercer controles y dominios. Es en sí; un tipo de codicia, Inseguridad, Temor  hacia el prójimo y no hacia Dios. Esto Indica que no hay amor y no se posee el don de servir, por ende; se desea ser servido.  Dentro de estos grupos hay quienes conocen en gran manera las sagradas escrituras, pero maestros de las artimañas y del engaño. Son parte de grandes organizaciones religiosas carentes del poder del Espíritu Santo. Preparan el camino para servir al anticristo, “El enemigo del amor”. Es precisamente a través del engaño, llevan a muchos al enfriamiento, otros a la apostasía, otros a la vanidad y la codicia, y muchos a distintos tipos de discriminaciones.  Es muy importante no confundir “Autoridad” con el tipo de control que el hombre pretende ejercer. (Véase Marcos 3:15  y Marcos: 9: 33 al 35) Jesús fijo toda autoridad en Dios y no en él mismo, por ello  luego de morir su padre Jehová (Dios) lo resucita dándole vida y toda potestad en los cielos y sobre la tierra.            

Es natural en el hombre tener este sentimiento de control y manipulación, es incapaz de vencerlos por sus propios medios, porque es de corazón rebelde. Inicia el calvario de llevar a cabo una vida  independiente de Dios, no es que se haya quedado sin Dios, sino que Dios determinó someterlos a sus propios riesgos. Estos riesgos, son los que infunden “El Miedo” en el hombre y por ello siempre desea tener “Seguridad” en todo, pues; ese miedo no es más que la culpabilidad que carga sobre sus hombros, y estando bajo esa condición, el enemigo se la pasa susurrándole hacer cosas que lo alejan cada vez más de Dios.  Su esperanza la crea él mismo, dedicándose a las cosas en su entorno que le puedan dar contentamiento. Este proceso no es más que la búsqueda de un nuevo paraíso para sí mismo, pero lo único que ha logrado a través de los siglos, es crear un falso y aparente paraíso en este mundo. No ha habido; un solo imperio, ni riqueza que haya quedado memoria de ello.

Tras esa ambición de poder y materialismo, que forjan grupos sociales, clubes, partidos políticos, falsas iglesias y grandes organizaciones. Son instrumentos del sistema, de ellos nacen los pactos para controlar a los estados del mundo.  Estos dictan las pautas y políticas a seguir, no siempre en forma directa, sino más bien subliminalmente. Estos se ubican por encima de toda ley  establecida, son transgresores, promueven la desesperanza, la necesidad y la escasez entre la población. Promueven situaciones que llevar a los más necesitados al caos y a la ansiedad a  través  de  sus  proyectos  de  mercadotecnia.  Llegan a dominar los medios de comunicaciones para llevar a cabo todas sus desinformaciones y entorpecimientos psicológicos de manera sistemática.  Siempre tienen en mente hacer guerra, tanto bélica como comercial. Destruyen para reedificar y dar paso a sus nuevos inventos y   proyectos  los  cuales  llaman  “Desarrollo y Avances Tecnológicos”  para así encantar y cautivar. Crean nuevas adicciones para acrecentar sus riquezas. Este tipo de juego, crea nuevos ignorantes, nuevos pobres quienes pasan a ser parte de una estadística. Todo esto se logra con el dinero de la misma sociedad, por medio de sus tributos de los cuales jamás se libraran. (Por eso dijo Jesús; que siempre tendremos a los pobres entre vosotros). Son esos hombres los que determinan en qué categoría han de ubicar a la población: Países del primer, segundo y tercer mundo, y crearan un cuarto mundo, cuando ellos así lo estimen.

Pero lo más inconcebible; son las que se hacen llamar “iglesia”. Muchas llegan a ser más bien emporios comerciales tan grandes que cuentan con sus propios colegios así como centros sociales. La mayor predicación de éstos, apunta hacia los diezmos y ofrendas y lo mucho que usted puede obtener cuando usted da. Están más compenetrados en las cosas del mundo y sus entretenimientos, ajenos del propósito real de la Iglesia de Cristo Jesús.  En ninguna parte de los evangelios se enseña que el desarrollar de una iglesia ha de depender del dinero. No requiere ni siquiera de personería jurídica como muchos sostienen. Si bien Judas era “tesorero” entre los discípulos, eso era natural ya que eran Judíos regidos bajo la ley de Moisés (Judaica) aún no eran conformados como  iglesia. Es claro que cuando se le cuestionó a Jesucristo sobre el tributo, él no tuvo con que pagar el suyo, y no lo solicito de la alforja de dinero que cargaba Judas Izcariote, sino que envió a buscarlo en un pez.  Jesús agrego además; que le dieran al “Cesar lo que era del Cesar (Porque la moneda tenía el rostro de Cesar, el emperador Romano) y a Dios lo que es de Dios”.Es decir: El dinero para el mundo y sus asuntos, y las cosas espirituales que son para con Dios.  También Jesús en varias ocasiones, dio de comer a 4 luego 5 mil personas aproximadamente y no demando ni un centavo de aquellos beneficiados (A pesar que no todos le seguían por sus enseñanzas).. A esto sumemos todos los otros milagros. Las sanidades y remedios, como las expulsiones de demonios, no le costó nada a nadie. Igual afirmamos sobre Pablo; teniendo necesidades no quiso ser gravoso a sus hermanos, por múltiples razones. Lo cierto es que; cuando solicitaba ayuda material, siempre fue para beneficio de otros hermanos necesitados. Pablo viajaba haciendo la labor encomendada por Jesús sin que le costara nada a nadie. Ahora bien: Es obvio que los hermanos nos necesitamos unos a otros, no tenemos que explicar que es necesario trabajar también, y si bien se puede vivir del evangelio, es de lo que se ofrece, no lo que se demanda. Entre más servimos de corazón y por compromiso ante Dios, quedamos, cada uno, dando hasta lo que nos escasea pues esto, es realmente servir. Jesús explica muy claro sobre los asalariados, y nos dice como son. Hoy Jesús pasa a ser el buen pastor, lo demás; es simbolismo. Por ello él dice conforme al evangelio según S. Mateo 23. 8-9 Pero vosotros no queréis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro maestro, el Cristo y todos vosotros sois hermanos. Y no llamáis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro padre, el que esta en los cielos.  Le preguntamos, entonces: ¿Quién es mayor; El Pastor o El Maestro? O sea que la nueva familia en Cristo; (Que es la verdadera familia) ha venido a ser como padres, madres e hijos y hermanos espirituales. Esto no tiene que ver con la edad, si se es joven o viejo.

Muchos han caído en el error de manera que los pastores llegan a ejercer  las funciones correspondientes a los ancianos consejeros, predicadores, evangelistas, fiscalizadores y hasta tesoreros, etc. Evitando con esto el desarrollo del cuerpo de Cristo, ya que este tipo de dominio coarta la posibilidad de los miembros poder servir a Dios con toda plenitud y amor. En muchos casos se hacen selecciones poco espiritual y más de tipo académico o por alguna simpatía, y finalmente; muchos se prestan a ejercer alguna función por obediencia, pero sin sinceridad, sin fervor espiritual.  ¿Como se explica; que hoy día se requiera de recomendaciones (Carta) de un pastor, para lograr obtener un empleo u otras gestiones entre estas mismas llamadas “iglesias”? creando un cerco de dominio a los liberados en Cristo por su verdad, .además; de la flagrante discriminación hacia el que no sea un converso, despreciando la oportunidad de ganar las almas para Cristo en amor y misericordia. Entonces se cataloga de rebelde o apóstata a todo aquel que no comparte tales posturas. Dice  2° de Timoteo 4: 3-4 Porque vendrá tiempos cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias  concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las tinieblas. Ver además: 2° de Corintios 11: 13.

El anticristo no será una persona que visitará una congregación  deseando ser parte de ella, Tampoco será un hermano que llegue advirtiendo sobre ciertos errores, no; éste ya está dentro la congregación, y su éxito consiste en la falta de conocimiento de cada uno de sus miembros en la verdad, la que el espíritu santo enseña. Dice Santiago 1: 5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Hoy  solo nos queda dar vivo testimonio del ejercicio de la fe, la esperanza y el amor, ante uno para con el otro, en plena mansedumbre. El que tenga jerarquía o sea; entre más alta su posición; cuídese que no sea parte del anticristo el cual usted seguirá por la falta de criterio santo.  Son estos a los que Cristo Jesús y Pablo por igual, emplazan, a que cada hermano sopese lo que se dice y escucha, porque muchos van a ver en ellos cierto carisma o poder.

Se les notará un típico estilo, que al esbozar palabras, (No permitiendo que el espíritu santo obre) solicitando a los congregados por cada palabra que emanan, Un Amén, Un Aleluya, Un Gloria a Dios o “Repitan Conmigo”. en ultima instancia un ¡Hello!, por si la congregación esta muy silenciosa. Bajo estas condiciones nadie ejerce voluntad espiritual propia (Que podría ser unánime en tal caso).Igual ocurre con las frases y dialectos de lenguas, sin ninguna edificación u beneficio hacia los que escuchan,  ¿Es eso obediencia en El Señor? Pues; denotamos en éste tipo de “Pastoreo” un juego de palabras y de aplicaciones bíblicas tergiversadas.  Cualquiera que desea ser o es, parte de una denominación, ese es su libre albedrío, pero; ¿Con que autoridad reprocha las otras denominaciones? Tales palabras como “Iglesia local” es inexistente bíblicamente (Por lo tanto; no debe emplearse de manera titular)..
Nótese: En todas partes del mundo, las exuberantes edificaciones y lugares solo para reuniones. Cual sea el lugar disponible para reunirse, es una bendición, lo importante es llenarse de Cristo Jesús a través de su palabra.

Los verdaderos Cristianos, sabemos que; luego de la segunda guerra mundial, se avanzó con aquel plan sistemático para implantar el “Nuevo Orden Mundial” Todo esto no es más que un nuevo imperio, para un nuevo tipo de fracaso. No importa cuantos satélites de espionajes floten. No importa cuanto control se aplique a través de las cámaras de fichado impuestas en las avenidas, en los hogares, o los sistemas de rastreo y localizadores que se hagan a través de teléfonos celulares. No importa cuantas marcas ni codificaciones se quieran implantar para poder transar o gestionar,  no se podrá controlar a todos. Tendrán sabiduría, Decisión, Valentía y llenura del Espíritu Santo. Ganarán lo que ningún hombre ni poder extraño u oscuro pueda dar, Es un plan que nadie puede cambiar. Véase: Santiago 1:9-11 Lo cierto es que Dios está haciendo su voluntad, a través de su hijo Jesucristo, él es el único soberano ajeno a los deseos del hombre. (Ver: Mateo 28: 13) El permitirá muchas cosas inexplicables, pero el Amor es lo que vale. Y ahora permanecen; La fe, La esperanza y El amor, estos tres; y el mayor de ellos, es el amor. El que sirve a Dios y da a su prójimo con amor, amontona riquezas en el reino de los cielos.

El Dominar es una postura propiamente humana, carnal. El poder es sinónimo de Fuerza, Dominio, Control los cuales a su vez son efímeros. El que es sabio; a través del amor, gana autoridad.